seguro de vida 2

Seguramente a muchos de nosotros nos han ofrecido contratar un seguro de vida por numerosos canales: Internet, los bancos, las aseguradoras, los agentes de seguros, y aún así la mayoría de las personas no cuentan con uno.

Al preguntarles la razón, muchas personas comentan que es un gasto que no van a ver, o que a la cancelación del seguro no les darán nada y la aseguradora se quedará con los pagos realizados, o simplemente que no se piensan morir pronto, en fin, son muchas razones se dan para no contar con uno.

Las circunstancias en la vida de cada persona son primordiales al analizarse la contratación de un seguro de vida como un instrumento de protección, no para el contratante, sino para sus seres queridos o dependientes económicos.

Principalmente, las personas con hijos en edades tempranas son las que deben tomar en cuenta la contratación de una protección por fallecimiento del sostén económico de la familia. Las siguientes preguntas ayudan a reconocer la necesidad contar con un seguro de vida:

En caso de que yo faltara:

  1. ¿La estabilidad económica de mi familia está garantizada?
  2. ¿Mis hijos tendrían la oportunidad de seguir estudiando? o tendrían que dejar la escuela y trabajar para mantenerse?
  3. ¿Mi familia tiene capacidad para pagar mis últimos gastos?

En caso de responder NO a alguna de estas preguntas, un seguro de vida puede ayudar a tener cubiertos los supuestos de cada una.

Existen muchos productos en el mercado que se adaptan tanto al presupuesto, como a las circunstancias de vida de cada contratante. Contar la protección de un seguro de vida no tiene por que ser caro.

Si deseas recibir más información o cotizar un seguro de vida visita nuestra PAGINA ESPECIALIZADA EN SEGUROS DE VIDA  o enviarnos un mensaje mediante este FORMATO DE CONTACTO.